Pobreza energetica en España

pobreza

LA POBREZA ENERGÉTICA

1,8 millones de hogares en España se encuentran en situación de pobreza energética

  • Uno de cada diez hogares españoles tiene graves problemas para afrontar el pago de los suministros básicos de la vivienda, como luz y gas, es decir, no puede mantener su vivienda a una temperatura adecuada en invierno. Equivalen a 1,8 millones de familias, unos seis millones de personas. Más del 9% de la población, sufre pobreza energética en España.
  • El aumento de los precios de la energía en nuestro país y la caída de los ingresos de las familias han disparado el número de personas que sufren pobreza energética: de 2,7 millones en 2008 a 4,2 millones en 2012; 1,5 millones de personas más.
  • Actualmente, la pobreza energética es responsable de más de 2.300 muertes al año, más que los accidentes de tráfico.
  • Las familias que sufren pobreza energética en España sólo pueden acudir a organizaciones sociales o religiosas en busca de ayuda o si no, quedan expuestas al corte del suministro.

La pobreza energética se define como «la dificultad o la incapacidad de mantener la vivienda en unas condiciones adecuadas de temperatura, así como de disponer de otros servicios energéticos esenciales a un precio razonable», según recoge un estudio presentado por EconomicsforEnergy, centro de investigación participado por empresas, universidades y fundaciones.

El término pobreza energética se asocia a menudo con países en vías de desarrollo y con la falta de acceso a la energía. Sin embargo, este problema también está presente en países desarrollados y, aunque en España no hay una definición oficial al problema, por lo general hace referencia a los hogares que necesitan gastar más del 10% de sus ingresos para calentar la casa en un estándar adecuado: 21 grados en la sala de estar y 18 en el resto de habitaciones ocupadas.

El referido estudio apunta que la tasa de pobreza energética nacional ha pasado del 3,6% en 2007 al 9,88% en 2013. En ese tiempo, destaca EconomicsforEnergy citando datos de la Unión Europea, el precio de la luz se encareció en España el 76% y el gas, el 35%.

La desigualdad en los ingresos de los hogares durante la crisis, con una brecha creciente entre los que más tienen y los que menos, ha triplicado la pobreza energética en España, que afecta a una de cada diez familias, lo que en cifras absolutas se traduce en casi dos millones de hogares. Esta es la principal conclusión del informe “Pobreza energética en España”,análisis económico y propuestas de actuación presentado por el citado centro de investigación EconomicsforEnergy, que dirigen el catedrático de Economía de la Universidad de Vigo, Xavier Labandeira, y Pedro Linares, profesor de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad Pontifica de Comillas ICAI-ICADE.

Perfil de mayor vulnerabilidad

«Los hogares con ingresos bajos, menores a su cargo y familias numerosas, inestabilidad laboral y viviendo en régimen de alquiler representan el perfil de mayor vulnerabilidad», según ha indicado Pedro Linares. Por comunidades autónomas, Melilla (23,4%), Ceuta (16,58%), Canarias (15,09%), Andalucía (15,05%) y Murcia (14,59%) son las que cuentan con mayor pobreza energética, mientras que País Vasco (4,93%), Castilla y León (5,77%), La Rioja (6,18%) y Galicia (6,22%) son las mejor situadas en este sentido.

Los principales riesgos de la pobreza energética son el impacto en la salud de los residentes ante la dificultad de mantener la vivienda en unas condiciones adecuadas de temperatura, la muerte prematura que se puede producir en invierno entre las personas mayores o el impacto social y económico.

El incremento de los precios afecta en mayor medida a los colectivos vulnerables. En el caso de uno de estos grupos, los pensionistas, la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (CEOMA) señala que, “como siempre”, el colectivo de los mayores es uno de los sectores más afectados: “Mientras las pensiones públicas se han revalorizado un 0,25% para 2014, el precio de la luz ha subido un 2,3%. Considerando que muchos mayores están ayudando a sus familias a seguir adelante porque sus hijos se encuentran en situación de desempleo, todo esto hace que la situación para estos mayores sea más complicada”.

El bono social, insuficiente para resolver el problema

La única medida que existe en España para que los consumidores más desprotegidos paguen menos en sus facturas energéticas es el bono social, la tarifa creada en 2009 para proteger a los colectivos más vulnerables.

Sin embargo, esta medida se ha mostrado insuficiente para paliar la pobreza energética, ya que no tiene en cuenta al gas natural o gas butano, que es el combustible utilizado en muchos hogares para la calefacción: “un servicio de la energía clave cuando hablamos de pobreza energética”, señala Sergio Tirado, director técnico del estudio “Pobreza energética en España” elaborado por la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA). Además, tampoco está claro que todos los hogares receptores, aunque potencialmente vulnerables, estén en situación de pobreza energética. Es decir, es una iniciativa que está ayudando en alguna medida a familias en pobreza energética, pero que es insuficiente y probablemente no siempre beneficie a hogares con este problema.

Propuesta de soluciones al problema de la pobreza energética

Las escasas medidas puestas en marcha para paliar la pobreza energética en España han sido insuficientes. Por ello, Kelisto.es reclama acciones efectivas que contribuyan a reducir este problema creciente, como las que se exponen a continuación:

  • Prohibición de los cortes de suministro de luz y gas en los meses más fríos, algo que ya se ha hecho en algunas comunidades como Cataluña.
  • Vincular el bono social a los niveles de renta. De este modo, podrán acceder a él familias con pocos recursos, independientemente del número de hijos o de que estén o no todos sus miembros en paro.
  • Extender el bono social a la tarifa del gas e incrementar su descuento sobre la tarifa regulada. Actualmente los descuentos para un usuario medio son de poco más de 100 euros al año, algo insuficiente si hablamos de hogares con pocos recursos.
  • El sistema actual penaliza el ahorro y ahoga a los pequeños consumidores. Por ello, es necesario reducir al máximo el término fijo de la factura energética, con el fin de que lo que paguen los usuarios dependa en mayor medida del consumo energético y no de peajes e impuestos.

Donar 10 euros en alimentos

básica
  • 2 l. Aceite
  • 3 l. Leche
  • 2 kgs Arroz
  • 2 packs Conservas pescado
  • 3 packs Pasta

* Los donativos hechos para cada tipo de cesta se dedicarán, principalmente a la adquisición de los alimentos indicados. Sin embargo, dependerá en cada momento de las necesidades urgentes de determinados alimentos que se precisen, en función de stocks

Donar 20 euros en alimentos

completa
  • 4 l. Aceite
  • 3 l. Leche
  • 3 packs Pasta
  • 3 kgs Arroz
  • 3 packs Conservas pescado
  • 3 botes Tomate lata
  • 3 packs Legumbres

* Los donativos hechos para cada tipo de cesta se dedicarán, principalmente a la adquisición de los alimentos indicados. Sin embargo, dependerá en cada momento de las necesidades urgentes de determinados alimentos que se precisen, en función de stocks

Donar 25 euros en alimentos infantiles

infantil
  • 1 bote Leche infantil
  • 2 cajas Papillas
  • Potitos
  • 1 caja Galletas

* Los donativos hechos para cada tipo de cesta se dedicarán, principalmente a la adquisición de los alimentos indicados. Sin embargo, dependerá en cada momento de las necesidades urgentes de determinados alimentos que se precisen, en función de stocks

Donar dinero vía PayPal

A través de PayPal puede también realizar donaciones online de manera segura mediante una tarjeta de crédito o una transeferencia bancaria.

Cookie erabilera / Uso de cookies

Webgune honek cookie-ak erabiltzen ditu zuk erabiltzailearen esperientziarik onena izan dezazun. Nabigatzen jarraitzen baduzu, aipatutako cookie-tarako eta gure cookie politikarako onespena ematen ari zara. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies